Se encuentra usted aquí

Consulta 2

Buenas tardes:

Toda mi vida me han dicho que soy una persona muy negativa y que tengo un problema para cada solución que me presenten. La verdad es que yo no lo veo así, más bien me considero una persona realista y enfocada en el presente. Cada vez que mi mujer me pregunta sobre mis sueños y metas a mediano y largo plazo, me pongo de los nervios. Me gusta vivir el día a día y preocuparme por lo que acontece hoy, que ya es bastante.

Quería comentarles mi caso y que me dejaran por favor saber su opinión al respecto.

José Leonardo Villegas, Calgary, Canadá.

Respuesta: 

Buenas tardes José Leonardo:

Evidenciamos el cambio en todo lo que nos rodea, y por supuesto también en nosotros mismos. A medida que experimentamos y nos desarrollamos, cambiamos y realizamos pequeños o grandes ajustes que nos permiten sobrevivir.

La vida debemos proyectarla y vivirla siempre de forma realista, de otra manera nos defraudaríamos cada vez que no conseguimos ese sueño u objetivo inalcanzable. Sin embargo y como Stephen Covey comenta en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, uno de los retos más comunes de las personas es caer en la desesperanza "Los hijos de la culpa son el cinismo y la desesperanza… La respuesta de la cultura popular para poder sobrevivir es <<Reduce tus expectativas en la vida para que nada ni nadie te defraude>>. El principio contrario de crecimiento y esperanza que observamos a lo largo de la historia es el descubrimiento de que <<Yo soy la fuerza creativa de mi vida>>".

Vivir el presente es fundamental, muchos destacados pensadores nos dicen que es el único tiempo que existe. Pero, ¿Qué vivimos en el presente?, ¿Mi presente lo he diseñado yo o por el contrario es producto de las casualidades y del destino? Desde nuestro punto de vista, creemos fundamental el saber proyectar nuestros sueños y metas a futuro y trabajar para conseguirlos en el presente.

Un fuerte abrazo,